Comisión Legislativa aprueba desincoporaciones de predios en Ixtlahuaca y Chimalhuacán

La Comisión de Patrimonio Estatal y Municipal avaló también modificar el decreto 261 de la 58 Legislatura que aprobó la desincorporación de un predio en Naucalpan.

Por unanimidad de votos, la Comisión de Patrimonio Estatal y Municipal de la 59 Legislatura mexiquense autorizó a los ayuntamientos de Ixtlahuaca y Chimalhuacán a desincorporar predios de su propiedad, en el primer caso para destinarlos a instalaciones deportivas y educativas, mientras que en el segundo será para construir un hospital que dará servicio a más de 135 mil habitantes.

Durante la reunión de trabajo, presidida por el diputado Reynaldo Navarro de Alba (PRI), los legisladores también aprobaron la modificación del Decreto 261 de la 58 Legislatura por medio del cual se autorizó la desincorporación de un terreno propiedad del ayuntamiento de Naucalpan.

La diputada María Fernanda Rivera Sánchez (PAN) reconoció a sus compañeros de la Comisión por haber dado su aval a estas desincorporaciones, toda vez que fortalecen el derecho de los mexiquenses a la salud, la educación y el deporte.

Agregó que también se le da certeza jurídica a las instancias que cumplen una función social y a las autoridades encargadas de prestar los servicios que tienen encomendados. Acotó que el PAN apoyará permanentemente este tipo de acciones.

Conforme a los dictámenes correspondientes, a los que dio lectura el diputado Arturo Piña García (PRD), a Ixtlahuaca se le concede autorización para desincorporar dos predios. El primero, conocido como rancho La Providencia, en el barrio de San Pedro, en favor del Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte, que ya funciona en las instalaciones del gimnasio y donde también se ubica un estadio de futbol.

El segundo, ubicado en la comunidad de San Joaquín el Junco, se desincorpora a favor del gobierno federal para que, a través de la Secretaría de Educación Pública, se done al Centro de Estudios de Bachillerato 69 Jaime Torres Bodet, que ya opera en esa ubicación. En ambos casos se les otorga certeza jurídica a sus autoridades y a los beneficiarios.

A Chimalhuacán se le autorizó la desincorporación de un predio en Villa de San Agustín a favor del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), para la construcción de un hospital con servicios de medicina interna, cirugía general, odontología, rayos x, ginecología y urgencias, que beneficiará a 135 mil habitantes de este municipio, así como de La Paz, Chicoloapan y Texcoco.

Para el caso de Naucalpan, los diputados avalaron modificar los artículos 1 y 2 del Decreto 260 de la Legislatura 58 que le autoriza la donación del predio La Victoria a favor del ISEM, para construir el Centro Especializado de Atención a Personas con Discapacidad Visual y una Clínica de Atención Geriátrica, ya que los artículos referidos consignan erróneamente la escritura correspondiente y las colindancias del predio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *