Exhorta Lilia Urbina a los 125 ayuntamientos a promover campañas informativas contra violencia a mujeres y niñas

Foto: Especial.

En el ejercicio de las funciones que la constitución, y las leyes del estado me confieren, me permito someter a la consideración de esta soberanía, Punto de Acuerdo por el que se exhorta respetuosamente a los 125 ayuntamientos del Estado de México, para que en el ámbito de sus atribuciones, promuevan campañas informativas permanentes, enfocadas a prevenir, atender y erradicar cualquier tipo de violencia contra las mujeres y niñas, mismo que solicito sea tramitado de urgente resolución, conforme a la siguiente exposición de motivos.

La violencia contra las mujeres es uno de los principales obstáculos en la búsqueda por la igualdad social entre los géneros, pues restringe el derecho de mujeres y niñas a desarrollarse en un ambiente donde sus garantías sean ejercidas en plenitud.

De acuerdo con estimaciones del Instituto Nacional de Geografía e Informática, de los 46.5 millones de mujeres de 15 años en adelante que habitan en el país, el 66.1%, es decir, 30.7 millones, han enfrentado actos de violencia física, sexual, económica, patrimonial o de discriminación laboral en algún momento de su vida. Además, el 43.9% de las mujeres han sido violentadas por su esposo, compañero sentimental o ex pareja a lo largo de la relación.

La violencia contra las mujeres constituye un problema de grandes dimensiones, que lamentablemente ha incrementado su incidencia en hogares mexicanos durante la pandemia del COVID-19, a partir de factores como el aumento en los niveles de estrés y la inseguridad económica y alimentaria de las familias; lo que provocó un aumento en los casos de violencia intrafamiliar, y en las llamados de auxilio relacionados con la  violencia contra las mujeres, con base en información emitida por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Por este motivo, resulta imperativo atender este problema desde sus raíces, es decir, a través de mecanismos de prevención que permitan fortalecer la cultura del respeto hacia las mujeres y las niñas.

El 31 de julio de 2015, el Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, acordó la procedencia de la declaración de la Alerta de Violencia de Género en 11 municipios de la entidad, como parte de los mecanismos de protección previstos en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Desde entonces, se han emprendido acciones a nivel estatal, entre las que destacan: la operación de cuatro centros de justicia para las mujeres, ubicados en los municipios de Toluca, Cuautitlán Izcalli, Amecameca y Ecatepec; la creación de la Unidad de Análisis y Contexto para la Investigación de Delitos Vinculados a Feminicidios, Homicidios Dolosos y Desapariciones de Niñas y Mujeres de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México; la puesta en marcha del Banco de Datos de Violencia contra las Mujeres; así como la implementación de programas en beneficio de las mujeres a través de diferentes dependencias e institutos del Gobierno del Estado de México.

Por otra parte, esta Legislatura no ha sido ajena a esta problemática y recientemente creó la Comisión Especial para Combatir y Erradicar la Violencia Vinculada a los Feminicidios en el Estado de México, la cual y con la finalidad de ampliar su objeto, dio paso a la  Comisión Especial para Combatir y Erradicar la Violencia Vinculada a los Feminicidios en el Estado de México y dar seguimiento a las acciones derivadas de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, como un órgano de esta Soberanía encargado de atender los asuntos legislativos y los demás que sobre el particular le sean encomendados.

Así, reconocemos los esfuerzos emprendidos que han permitido un trabajo colaborativo entre los distintos niveles de gobierno; sin embargo, debemos reforzar las medidas que permitan a la ciudadanía, especialmente a las mujeres, acceder a información oportuna, verídica y de calidad como un mecanismo de prevención, detección y acción ante situaciones de riesgo vinculadas a la violencia de género.

Por ello, el presente Punto de Acuerdo tiene como objeto exhortar a los Ayuntamientos del Estado de México para coadyuvar con la generación de campañas permanentes de comunicación, dado que los municipios representan la base de la organización política del Estado y a su vez, el nivel de gobierno más cercano a la ciudadanía. Hoy más que nunca, resulta imperativo no sólo posicionar esta problemática en la agenda pública y gubernamental, sino generar las acciones concretas para combatir y erradicar la violencia hacia las mujeres y niñas.

El propósito de las campañas de información versa en la construcción de canales de comunicación bidireccional entre sociedad y gobierno; donde sean las mujeres y la sociedad en general, los destinatarios de información útil, verídica y asequible sobre temas relativos a: los mecanismos de prevención y alerta para la detección temprana de la violencia; programas gubernamentales; líneas telefónicas de atención a víctimas de violencia de género; así como los avances y resolutivos a iniciativas, y acciones de los tres niveles de gobierno en esta materia.

Asimismo, resulta fundamental que los municipios, a través de sus áreas respectivas propongan planes estratégicos de comunicación orientados al diseño y difusión de materiales gráficos, escritos o en video, dirigidos a favorecer el acceso a la justicia.

Estoy segura, que esta propuesta abonará a detectar y atender; pero sobre todo, a prevenir la violencia de género en contra de mujeres y niñas en el Estado de México.

Quienes integramos el Grupo Parlamentario del PRI tenemos la firme convicción de impulsar acciones para erradicar este pendiente en la agenda social, y reconocemos que se trata de una responsabilidad que nos corresponde a todos; pero especialmente, a quienes tenemos la alta responsabilidad de representar a la ciudadanía.

Por lo expuesto, someto a la consideración de esta Honorable Legislatura el Presente Punto de Acuerdo para que, de considerarlo conducente, se apruebe en sus términos.

Es cuánto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *